lunes, 26 de diciembre de 2016

Y colorín colorado...

"Si no vives como piensas, terminarás pensando como vives"

Esta es una de esas frases que cuando la escuchas o la lees no es por casualidad, pues siempre aparecen en algún momento transcendental, aquellos que marcan un punto de inflexión en la línea de nuestra vida. 

Tod@s hemos recibido de pequeños una educación que nos ha ayudado a arrancar el inicio de nuestras vidas. Pero a medida que hemos ido creciendo, entre la ecudación recibida, los estudios realizados, los libros leídos o las expericiencias vividas, hemos formado nuestra conciencia, nuestra propia forma de pensar, haciéndonos personas libres. 

El problema viene cuando traicionamos a nuestra conciencia, cuando dejamos de vivir como pensamos, y empezamos a pensar como vivimos. En muchas ocasiones, terminamos adoptando formas de pensar y actuar que sabemos que son contrarias a lo que nosotr@s somos, pero las justificamos por ser más favorables a la corriente. Y es que, navegar a contracorriente no es fácil. Se puede callar la conciencia a base de traicionarla, de pensar al revés de como siempre hemos pensado, pero aparecerá algún momento en el que nos cuestionemos si estamos actuando según nuestros principios y valores. Es difícil pensar diferente a como lo hace la mayoría, pero es necesario tener criterios propios a la hora de pensar y actuar. La paz, la alegría y la felicidad que trae consigo bien merece el esfuerzo. La recompensa siempre llega, tardará más o menos, pero llega. Por eso merece la pena vivir como se piensa.

Mi vida me ofreció hace unos años la oportunidad de reflexionar, cuestionándome si vivía según mis principios y valores, planteándome si la profesión que había elegido me satisfacía realmente, o simplemente me estaba dejando llevar por la corriente. Comenzó entonces un periodo de transición hacia la vida que es acorde a mi conciencia, tratando de satisfacer mis necesidades vitales con sencillez y humildad

La casa de paja forma parte de aquel periodo de reflexión. Será el campo base de mi proyecto de vida. El proceso de construcción ha sido apasionante, algo que he intentado transmitir en las 20 entradas del blog, y que han recibido más de 12.000 visitas de 20 paises diferentes: Reino Unido, Irlanda, Alemania, Francia, España, Rusia, Ucrania, Albania, Malasia, China, Indonesia, Turquía, Líbano, Estados Unidos, Canadá, México, Islas Barbados, Argentina, Uruguay y Chile..... estoy flipando. Espero que haya servido para resolver las dudas que este tipo de construcciones "no convencionales" siempre generan, y para que muchos de vosotr@s os animéis a construir vuestra casa de paja. 

Comenzé a escribir en el blog el 26 de enero de este año, y hoy termino. El año 2017 necesita de todo mi tiempo y esfuerzo para alcanzar mi sueño, y no podré actualizar el blog con la regularidad debida. No sé si es un adiós o un hasta luego. El blog seguirá abierto siempre para que se pueda consultar cuando se desee. 

Para terminar esta entrada, os dejo un resumen vídeo-musical de lo que ha sido el proceso de construcción de mi casa de paja.... es muy divertido, mejor reproducidlo en HD. Gracias de corazón a tod@s por vuestro apoyo, ha sido un placer compartir este tiempo con vosotr@s

Un fuerte abrazo.



  

5 comentarios:

  1. Enhorabuena, Humberto:
    Me alegro que ese proyecto tan extraordinario tuyo haya llegado a su conclusión. La satisfacción que te invade y has compartido es un premio adicional al bienestar que vas a disfrutar en tu nueva casa.
    Suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Pedro. Me hace especial ilusión que te haya gustado. Espero que podamos volver a vernos pronto.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Hi, primo, desde Valencia. Enhorabuena por tu trabajo, esfuerzo e ilusión. Tu casa es todo un alegato de la buena forma de vivir. Saludos.

      Eliminar
  2. Amigo en cuantas cosillas coincidimos, qué gusto. ¡Felices Momentos para siempre!. Admirable tu saber transmitir y revalorizar ciertas creencias y convicciones. Qué disfrutes y yo de tu compañía y brindemos por ello en breve. Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ver un resultado final tan hermoso. Un bonito sueño hecho realidad. Y lo mejor, tanta gente que ha estado a tu lado. Te llevas tantas cosas del proceso... ahora sólo te queda disfrutarla. Un abrazo muy grande y todo mi admiración.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu participación